¡Se cayó una torre de la Catedral de Valladolid – Morelia! ¿Cuándo y por qué?

La segunda Catedral de Valladolid, que se comenzó a construir en octubre de 1660, se concluyó y dedicó totalmente en 1745, es el orgullo de la arquitectura religiosa en la ciudad y un regio ejemplo del barroco novohispano.

En 1766 se encontraba de visita en la ciudad el fraile Francisco de Ajofrín, conocido como el fraile viajero, mismo que registró en su diario las cosas notables que veía, y en ocasiones añadía dibujos a sus escritos. Entre ellos, se tiene el siguiente dibujo de la Catedral de Valladolid, que recordemos, tenía 21 años de haberse concluido:

Catedral de Valladolid en 1766, por Fray Francisco de Ajofrín
Catedral de Valladolid en 1766, por Fray Francisco de Ajofrín

Según él: “la catedral vallisoletana domina todo el panorama, aunque una torre había perdido dos de sus cuerpos a causa de un rayo”.

Óscar Mazín afirma en su artículo “El altar mayor y el de Reyes de la Catedral de Valladolid Morelia”, que el maestro Francisco Gudiño reparó lo faltante de la torre, es decir la linternilla y el remate, y que para el 15 de septiembre de 1766 el peritaje de los trabajos arrojó el resultado siguiente:

“El maestro Gudiño de Querétaro ha hecho la fábrica de dicho remiendo con todo magisterio… reforzando las cuarteaduras del segundo cuerpo de la torre occidental con las reflexiones del arte; que asimismo los remiendos de las cornisas con toda la uniformidad en la correspondencia de sus miembros, que la nueva construcción de su tercer cuerpo o linternilla guarda uniformidad con la torre de las campanas, sin que ni en sus ornamentos desdiga en nada la una de la otra, guardando igual simetría en todo hasta en su pilarejo, pinjante o remate, observando en lo ejecutado en dicha obra los preceptos del arte, por lo que se hallan se le debe recibir y aprobar dicha obra.”

Yo había comentado con muchas personas acerca de la asimetría en las torres de la Catedral, que desde mi punto de vista en el INEGI, pareciera que la torre poniente (occidental) es un poco más alta que la del oriente. Tal vez no se deba a mi falta de agudeza visual, sino a la reconstrucción que hubo que hacerle a una torre a causa de un rayo…

Este artículo está extractado del siguiente: Mazín, Oscar, “El altar mayor y el de Reyes de la Catedral de Valladolid Morelia”, Relaciones No. 34, vol. IX, (1988): 125, 126.

Todo el artículo lo pueden ver en la siguiente dirección:

http://www.colmich.edu.mx/relaciones25/files/revistas/034/OscarMazin.pdf

Impactos: 1573

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *