Los niños cantores de Morelia en Guadalajara, en diciembre de 1951

El Periódico El Informador, de Guadalajara, daba cuenta en sus páginas de un emotivo concierto que se había dado por los Niños Cantores de Morelia, según podemos observar en el siguiente recorte de su número del 29 de diciembre de 1951:

Inserto en El Informador, página 14, del 29 de diciembre de 1951.
Inserto en El Informador, página 14, del 29 de diciembre de 1951.

Dice el recorte:

El concierto de los Niños Cantores de Morelia
Un aplauso caluroso tributó el público tapatío anoche, a los chiquitines madrigalistas, los Niños Cantores de Morelia, después de escucharles un bello concierto, formado a base de villancicos escritos por los más reputados autores musicales, así como los escritos especialmente para ellos, por el maestro Bernal Jiménez.
El concierto se llevó a cabo en “La Copa de Leche”, ante una selecta concurrencia social, y de los amantes de la buena música.
El maestro romano Picutti, es Director de los Niños Cantores de Viena y actual Director de los Niños Cantores de Morelia, recibió numerosas felicitaciones, diciéndosele que ojalá Guadalajara tuviera otras oportunidades de admirar a este excepcional conjunto artístico.

Y aquí un anuncio de dicha presentación:

Anuncio del evento.
Anuncio del evento.

Dicho evento tuvo lugar un día sábado, y para el día siguiente se anunciaba otra presentación:

Anuncio del domingo 30 de diciembre de 1951.
Anuncio del domingo 30 de diciembre de 1951.

 

Si usted fue uno de los niños cantores presentes en esa ocasión, o conoce a alguien que lo fue, puede ser que lo reconozca en la foto.

Fuente: Periódico El Informador de Guadalajara, Jalisco. 29 de diciembre de 1951, páginas 6 y 14.

Impactos: 754

Un comentario en “Los niños cantores de Morelia en Guadalajara, en diciembre de 1951”

  1. gracias por los recuerdos por esa fecha también cantamos en el teatro Degollado,mi sbre nombre Razillo y de pila JFrancisco Rodriguez y soy el segundo el lado Izquierdo incado del maestro,muchas gracias y quedamos pocos de los Originales,unas humildes gracias Al Canonigo Jose Ma, Villasenor y al maestro por tenderme la mano,a los que quedan un fuerte saludo desde California.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *