Parte de la historia de Valladolid-Morelia, de 1734!


La Gaceta de México, en su número 79, que abarca del primero al último día de junio de 1734, tiene el relato del recibimiento que se le dio al Virrey Pedro Moya de Contreras (sexto virrey de la Nueva España), cuando llegó a tomar el lugar dejado por su predecesor, que había fallecido.

Viñeta de la Gaceta de México, 1734
Viñeta de la Gaceta de México, 1734

Lo notable de este ejemplar de la Gaceta, relativo a Morelia y  Michoacán, es que tiene una breve historia de las ciudades de Tzintzuntzan (a la que da su nombre antiguo de Huitzila), Pátzcuaro y del traslado de los cabildos a Valladolid.

Se detallan en el texto las obras de Don Vasco de Quiroga, de cómo y cuándo se le otorgó el escudo de armas a la ciudad de Pátzcuaro y lo describe así:

…que haya en dicho Escudo una Laguna de su color, con una Iglesia sobre un Peñón, que es la advocación de San Pedro, y de San Pablo; y cerca de la dicha Laguna, e Iglesia, la Iglesia Cathedral, y dentro de la dicha Laguna otros tres Peñones…

Respecto a Valladolid, se hace la siguiente aclaración, después de hacer el elogio de las obras y distribución de los indios y españoles por Don Vasco de Quiroga:

Y sin embargo de lo referido, se intentó la mudanza de dicha Ciudad a la de Valladolid, suponiendo mejor, y más apacible su terreno, que no son negables sus buenas calidades, a que concurría el mismo Excmo. Señor Virrey D. Antonio de Mendoza, que no tuvo efecto por no haber Real Orden, y que además de la primer citada Cédula, que estaba ya cumplida, se había librado otra al mismo Excmo. Virrey, su fecha en Toledo a 26 de Junio de 1539, para que dispusiese la Poblazón más conveniente en dicha Ciudad de Michoacán; y para que en ella se continuase, y acabase la Iglesia Cathedral,

Como puede verse de lo anterior, en 1734 ya se sabía de la diferencia que existía entre el Virrey y el Obispo, en cuanto a la ubicación de la sede de los cabildos civiles y eclesiásticos de Michoacán. También se aclara que no se pudo mudar en un principio la ciudad de Pátzcuaro a Valladolid por no haber una Real Orden y porque la Real Cédula que ordenaba situar la Catedral ya estaba cumplida (pero en el lugar que le gustó a Don Vasco, Pátzcuaro, no en Tzintzuntzan, que era la cabecera de la Provincia). Sigue el documento:

se libraron otras Cédulas sobrecartandose la de 11 de Marzo de 1550, en la de 9 de Junio de 1553, con lo cual la Ciudad se quedó sin trasladar con su Cabildo, Reximiento, y Privilegios, y sólo se mudó la Santa Iglesia Cathedral a dicha Ciudad de Valladolid, mediante Bula Pontificia, que el Señor D. Antonio de Morales, había impetrado de S. Santidad, y por parecer no conformarse con las preces, se suspendió hasta que el año de 1580, ó el de 82, de hecho se pasó el Illmo. Señor Obispo D. Fr. Juan de Medina Rincón, a dicha Ciudad de Valladolid, y le siguió su Cabildo Eclesiástico.

En  este relato sobresalen dos silencios: no se menciona la fecha de la fundación de Valladolid (es decir, ninguna de las Cédulas que le otorgan escudos de armas, o que le elevan el rango a Villa o Ciudad), tampoco se menciona la fábula acerca de que entre 1528 y 1531 se fundaron el convento, el templo y el colegio de los Franciscanos. En cambio se da un dato muy interesante: el traslado de Pátzcuaro a Valladolid (o al lugar que luego se identificaría con ese nombre) no se llevó a cabo por falta de una orden Real!

Se anexa el ejemplar completo:

Gaceta de México, 1734
Gaceta de México, 1734
Hoja 2
Hoja 2
Hoja 3
Hoja 3
Hoja 4
Hoja 4
Hoja 5
Hoja 5
Hoja 6
Hoja 6
Hoja 7
Hoja 7
Hoja 8
Hoja 8

Para conocer más acerca de la fundación de la ciudad, en este blog hay un artículo al respecto: http://www.espejel.com/?p=512

Fuente: el original está en la Biblioteca Nacional de España.

Impactos: 864

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *